tv bazofia A punt

Como ya antes ha ocurrido en otras Comunidades Autónomas hemos iniciado el camino hacia el control de nuestra autonomía, tratando de controlar los tres pilares básicos del independentismo y que promueven nuestros gobernantes actuales........

el adoctrinamiento en las escuelas, que ellos llaman casos puntuales y que se están dando desde ya hace muchos años, cosa que no es cierta, mienten, ahora se está dando más que nunca. Adoctrinan a nuestros niños en las escuelas, como ha empezado a denunciar ¡¡Defenem Valencia!! llenándolos de mentiras, manipulando la historia, tratando de hacerla suya, cuando no lo es, tratando de hacer su falsa realidad, la realidad de todos, a fuerza de la manipulación y la reiteración. 
 
La radio a la medida, con unos contenidos que hacen sangrar los oídos de "cualquier valenciano que se precie", llegando a hacer su escucha insoportable, con su propaganda pancatalanista e independentista, llenas sus emisiones de individuos a su favor. Una radio a la medida del partido y su propaganda dictatorial y anti democrática que insulta de forma inexpugnable al valenciano..., al valencianismo.
 
Ahora la televisión al servicio del pancatalanismo independentista, más ráncio, arcaico e intolerable, con unas directrices que conducen a sus amados països catalans y el intento de anexión del Reino de Valencia a estos. Una televisión que secará el cerebro (dejándolo con el jugo de una uva pasa) de cualquiera que se ponga delante de sus emisiones, un día, otro dia y otro y otro... y así sucesivamente hasta que sus mentiras a fuerzas de repetirlas pretendan ser las verdades de todos del hoy y del futuro. Pronto comenzarán a hablar, ya mucho más abiertamente de una policía autonómica, para encontrarse más seguros de poder implantar sus ideas a la forma dictatorial y del pensamiento único, que siempre los caracterizó y los caracteriza.
 
Lo están consiguiendo, paso a paso, sin prisa, pero sin pausa. El control de los pilares del independentismo para la adoctrinación y la mentira, tanto en los centros educativos, como en las emisiones de televisión y radio, ante la atenta mirada de aquellos que lo observamos y no nos gusta, pero poco podemos hacer ante sus pasos.
 
No lo podemos tolerar, no lo podemos consentir, debemos de ser contundentes todos los valencianos en las próximas elecciones del 2019, no vale una baja participación, no vale la dejadez de un sólo voto, otros cuatro años de estas figuras politicas representando (según ellos) a los valencianos, lo podemos pagar muy caro. Debemos de seguir defendiendo nuestras señas de identidad, nuestra cultura, nuestras raíces, lo nuestro, pero no podemos apartar la mirada de esos comicios autonómicos que se van acercando. Debemos de comenzar a pensar donde depositar nuestra confianza, nuestro valioso voto, de forma que este no pueda fragmentar unos comicios en los que es necesario, relevar, a estos que intentan el adoctrinamiento y el control de los pilares básicos sociales, para que brille su mentira, su manipulación. Debemos de empezar a ser conscientes de sus intenciones. Y lo tenemos fácil, tan sólo debemos de mirar a sus amados países del norte, y en lo que intentan convertir a nuestro Reino de Valencia.
 
Son dictatoriales, son manipuladores, son oportunistas que al mayor descuido estaremos todos al servicio de su mentira, intentando callar la voz de una mayoría democrática, que deseamos prosperar y vivir en paz, con la grandeza que puede ofrecer nuestro histórico Reino de Valencia, exigiendo que se nos sea devuelto directa y proporcionalmente a esa grandeza y a ese esfuerzo que siempre hemos dedicado todos los valencianos, al país en el que vivimos, pero de una forma cívica y responsable hacia quien nos gobierna a todos los españoles, exigiendo principios y respeto a lo que somos y a lo que aportamos.
 
Desde esta editorial nos atrevemos a pedir a todos los valencianos, como siempre, "que se precien de serlo" el boicot total a esos medios al servicio y a la medida de partidos que los promocionan, de forma que si antes no eran rentables, ahora lo sean menos y desaparezcan cuanto antes hasta de nuestros pensamientos como un fracaso total de las intenciones que envuelven, bajo su mentira. No lo podemos permitir, no lo podemos tolerar.
 
Bajo el respeto a nuestras señas de identidad y como valencianos, exigimos al gobierno central un control de la educación, un control de la televisión y radio publicas, así y como, aunque no viene al caso del artículo actual, un control de la sanidad pública, para que este sea exactamente igual para todos los españoles, estén donde estén, independientemente de la provincia en la que nos podamos encontrar. Y sólo de esta forma escaparemos todos a los delirios independentistas de cuatro lunáticos que "campan a sus anchas" en nuestro prospero, potente y democrático país, el país de todos, que al fin de al cabo es España

 

RHF 06/12/2017

 

 

 

 

0
0
0
s2smodern
Mantenida por eMain